mayo 05, 2014

RODOLFO LLINÁS Y LA MINISTRA DE EDUCACIÓN

Por: Carlos Arturo Gamboa B.
Dos intervenciones provocan este texto: la de la Ministra de Educación María Fernanda Campos sobre una nueva reforma que afecta el trabajo docente en Colombia (CM&; emisión 7:00 pm) y la entrevista que le realiza la revista Semana al científico Rodolfo Llinás; a través de los dos discursos se puede evidenciar la ligereza con la que en Colombia se aborda el tema de la educación.
En primera instancia, la concepción que Llinás tiene de educación está ligada al desarrollo y al progreso, como esos dos soportes falaces del capitalismo, veamos una de las respuestas que nos ofrece;
Primero hay que reconocer la importancia de la educación. Colombia no será nada hasta que no eduque su gente. El problema siempre ha sido que no se optimiza a los individuos, no se les da la posibilidad de llegar a lo mejor que pueden ser. Eso solo se logra con educación, pues al fin y al cabo esta se trata simplemente de optimizar las capacidades cerebrales. ¿Cómo hacemos para optimizar? Hay que trabajar más porque la gente entienda, que la gente sepa algo. El saber es simplemente poder poner en contexto lo que uno sabe (Llinás, 2014).
Estoy de acuerdo en la importancia que posee la educación en una sociedad, pero de ahí decir enfáticamente que “Colombia no será nada hasta que no eduque la gente”, es desconocer que en parte la tragedia de Colombia son esos sujetos educados que la manejan ¿Acaso hay analfabetos en Congreso? Muchos de los políticos que han saqueado el país fueron formados en las mejores universidades del país y son posgraduados en el exterior ¿Entonces? Además el señor Llinás considera que debemos optimizar los individuos y que toca trabajar más, eso parece el viejo eslogan de una campaña del ganadero politiquero. De otro lado, es necesario advertir que el saber no solo consiste en poner en contexto lo que uno sabe, ese es el engaño de las llamadas competencias que buscan formar autómatas para el oficio, desconectados de la realidad social. Pero veamos otra perla de Llinás:
Cualquier otro grupo humano daría lo que fuera por tener la tierra colombiana. ¿Se imagina? Con dos océanos, con agua dulce, con todo prácticamente… La vida en Colombia es demasiado fácil. No hay invierno, la gente no se muere de desnutrición (2014).

Respecto a lo primero que dice en esta cita, estoy de acuerdo, por eso es que los gringos llevan años acá explotando las riquezas por intermedio de sus trasnacionales y a cambio nos han dejado una buena ración de armas para alimentar nuestras guerras internas. En lo que no puedo estar de acuerdo es en que la vida en esta tierra es “demasiado fácil” ¿Por qué no te paseas por nuestros campos arrasados por la guerra, por los tugurios suburbanos alimentados por el desplazamiento, por los anillos de miseria de las ciudades? Paséate por ellos Llinás y luego evalúas eso de la facilidad de vivir en Colombia. ¿Qué no hay invierno? Será que solo nos visitas en verano y no puedes ver los ríos desbordados arrastrando poblaciones enteras con todo y sus cultivos, o será que cuando vienes no sales de los edificios de la capital, porque en los rascacielos los inviernos son bastantes confortables. Y señor Llinás, acá la gente si se muere de desnutrición, como los niños del Chocó a quienes nunca les llegaba la bienestarina que se descomponía en las bodegas de algún funcionario público corrupto, bien educado, con título universitario.
Bueno, pero comparto que la educación debe ser una política de Estado, un camino para la igualdad, un derrotero para la equidad de los colombianos, pero ese modelo que usted reclama con ahínco no me parece el adecuado. Prefiero quedarme con esta frase que nos deja: “La escuela enseña la ubicación de los ríos, pero jamás explica la importancia del agua”, estoy seguro que esto no lo aprendió usted por competencias, pero es lo más serio de su entrevista.
Por otro lado, la Ministra de Educación María Fernanda Campos, afirmó por los medios (mayo 5) que se acaba de implementar una reforma para aumentar los índices de calidad en la educación. La mayoría de las cosas que enuncia tienen que ver con la carrera docente. Por ejemplo, afirma que los programas de licenciaturas contarán con tiempo mínimo de cinco años de formación, que no se podrán ofertar carreras de licenciatura en las modalidades a distancia y virtual, que todo docente debe hablar una segunda lengua y esa será el inglés. Alguien desprevenidamente dirá que estos aspectos son necesarios para mejorar el sistema educativo colombiano, pero miremos lo que no se dice, porque el silencio también guarda significados. No se habla de mejorar salarios y estabilidad laboral de los docentes, tenemos miles de casos en Colombia en donde los licenciados recién egresados devengan menos del salario mínimo ¿Esto no afecta la calidad? Se procura reformar la carrera docente, pero se seguirá permitiendo que profesionales de otras disciplinas sin saber pedagógico ejerzan la docencia ¿Esto no afecta la calidad? Afirma que las licenciaturas solo podrán ofrecerse de manera presencial, como si existiese una relación directamente proporcional entre presencialidad y calidad ¿En dónde están los estudios? Cabría preguntar por qué la segunda lengua debe ser el inglés, cuando, por ejemplo, el portugués cada día cobra mayor vigencia como lengua científica del continente. O por qué no el quechua, el aimara. ¿Será por cumplir con los tratados de libre comercio?
La Ministra de Educación ha demostrado ser una mujer muy hábil para ocultar perversidades disfrazadas de discursos benévolos, todavía la recordamos en el 2011 y su sueño de universidad con ánimo de lucro, al mejor estilo chileno-pinochetiano. Esta vez de nuevo lanza una reformeta inconsulta, sin estudios serios, sin el debate de largo aliento que necesita el sistema educativo nacional. Y para que no crean que riño  con todo lo que dice Llinás, quiero enviarle este mensaje del científico a la ministra de los gazapos educativos, lo expresó cuando le preguntaron sobre las posibilidades de practicar lo aprendido en Colombia: “[…] acaban teniendo un trabajo en el que no practican lo que estudiaron y muchos terminan de políticos o haciendo otras cosas”, creo que se refería usted ministra Campos, porque usted no es del sector educativo, por eso habla de la educación como si estuviese hablando de economía. 

14 comentarios:

lorena anaya dijo...

excelente argumento para tan ilustres entes vacios, que solo piensan que la educacion se sirve en tazas y se toma con cuchara. y que nunca han pisado tierra colombiana como debe ser, untandose un poco de realidad y no desde un avion.

Anónimo dijo...

Gracias profesor por su envío. Muy interesantes análisis.
También he visto su página web y veo que cultiva con esmero y éxito las letras. Felicitaciones. Y que es usted profesor de la UT, a la que serví de Rector de 1961 a 1964, años que siguen siendo los de mayor realización personal en mi vida.
Aprovecho la ocasión para enviarle el enlace de dos artículos pues sigo garabateando pensamientos y, lo fundamental, interesado en conocer las corrientes contemporáneas del pensamiento universal desde esta atalaya Mediterránea.
Saludos
Néstor Hernando Parra Escobar
http://www.escritoresyperiodistas.com/NUMERO67/nestor.HTML
http://www.unibague.edu.co/sitios/publicaciones/index.php?option=com_content&view=article&id=303&Itemid=16

Nestor Hernando Parra

Anónimo dijo...

Oye, el verbo "ofertar" no existe en español ni en inglés. En español se dice "ofrecer" y en inglés "to offer". De la misma forma no existen: recepcionar o receptar (sí, recibir), accesar (si, acceder), atte, lpb

Leonel Perez

Anónimo dijo...

Qué ga-llináso para la Ministra "su mercé"

¡Siempre lo veo bien profe!!

Hernán Torres

Anónimo dijo...

Magnífico Carlos Arturo, espero lo haya enviado a LLinás y a la Ministra. Cordial saludo de Héctor Edo. Esquivel

Anónimo dijo...

Carlos, gracias por aportar críticamente al debate acerca del ejercicio docente y de los resultados de la educación.

Interesante preguntarnos como parte de los sindicatos (Simatol o Aspu): ¿qué oportunidades de formación permanente se están desarrollando para que, desde miradas y políticas diferentes a las del gobierno de turno (al fin y al cabo los turnos los ganan los mismos de siempre), puedan los docentes desarrollar un pensamiento pedagógico y didáctico crítico, político, de compromiso social con sus contextos, sin que por ello vayan a ser amenazados o silenciados por las "fuerzas obscuras", sean del lado que sean?
Hace rato fue la hora de agendar en nuestros trabajos como gremio de maestros una formación poítica y sindical que nos permita integrarnos como trabajadores de la educación, articulando diferencias, escuchando nuevas voces, oxigenando discursos sindicales que podrían estar ya en desuso y que a muchos maestros nuevos (tanto en colegios como en la universidad) no logran inquietarlos y mucho menos llevarlos a un compromiso.Si hay coincidencia y reiteración de la carga de responsabilidad que tenemos los maestros en nuestro desempeño, somo nosotros mismos quienes debemos liderar la discusión acerca de dicho papel, antes que lluevan desgracias convertidas en actos de ley que impidan a las normales, a las facultades de educación, entre otras, tener la autonomía que requieren para lograr un mejor papel.

Finalmente, habría que plantear en el caso de la UT si no han sido los programas de formación a distancia los que han logrado dotar de maestros a sectores rurales apartados, a los cuales los docentes de las ciudades nunca iríamos a dar una clase. Este derecho a la formación profesional de docentes a través de la metodología a distancia es un bien, una conquista que de ninguna manera se puede perder y menos si es el resultado inconsulto de una caza de brujas que busca pingües responsabilidades para los resultados de unas pruebas PISA que servirían solo como un referente para evaluar, mas no son una prueba concluyente de los problemas de la así llamada por los tecnócratas del ministerio "calidad educativa".

Fabio Moncada Pinzÿfffff3n

Anónimo dijo...

Hola buenos días.
Habitualmente los artículos de opinión que generosamente me comparten, los leo detenidamente pero casi nunca los contesto, pues considero que son simplemente las opiniones personales de quienes los escribieron sobre el tema que plantean. En el caso de éste artículo quiero cruzarle dos palabras sin ánimo de conflicto.

Claramente Llinas se refiere a que en colombia no hay las cuatros estaciones de los hemisferios norte y sur. Miles de personas mueren en cada país a consecuencias de los crudos inviernos y veranos de países como ‎Rusia o Canadá e incluso chile o Argentina. No es comparable tres meses de nevadas con la lluvia nuestra por torrencial que parezca o veranos desérticos de ríos secos y aguas contaminadas. Los países de estaciones solo tienen una cosecha al año o máximo dos en el caso de la papa en Alemania. Aquí tenemos doble cosecha de muchos productos y a veces triple.

Sobre las muertes de desnutrición, creo que cualquier mirada a las estadísticas de la FAO le pueden mostrar a que se refiere Llinas. Lejos esta colombia de los países que encabezan esas listas, esté usted de acuerdo o no.

Seguramente si nuestra gente tuviera una mejor educación no elegiría a esos congresistas que tanto le molestan, pues es nuestro pueblo quienes los han elegido a ellos y a nuestros demás gobernantes. Con otro tipo de educación seguramente tendríamos otro congreso.

Sobre el tema de la segunda lengua sus argumentos ‎me convencen aún menos. Para nadie es un secreto que el mundo se comunica más en inglés que en quechua y de lo que se trata un lenguaje es de comunicación. En comparación al inglés, al chino, al castellano e incluso al francés, el portugués lo habla un puñado de personas y ni hablar del aimará. La segunda lengua se busca para abrir posibilidades a todo nivel para los individuos no para seguir en nuestra limitada conciencia del mundo.

‎Así que no me imagino el esfuerzo que usted tendría que hacer para convencernos que sería más importante, necesario y útil aprender las lenguas que propone sobre las otras.

Pero lo asombroso del tema es que la legislación colombiana hace muchas décadas promueve la segunda lengua, incluso hasta fue obligatorio enseñar dos, a mí me alcanzaron a dar hasta dos años de francés. Otra cosa es que quienes impartieron esas clases de idiomas poco sabían y poco nos enseñaron, pues tras sesenta años de educación multilingüe los que las aprendieron fueron muy pocos.

Que tenga buen día

Darío Ortiz

Anónimo dijo...

Señor Gamboa,

Lo felicito por su artículo sobre Llinás y la Ministra de Educación. Mis experiencias directas con ellos ampliarían la información que usted ya tiene y que analiza en su magnífico artículo.

Me permito contarle un detalle que, espero, no sea demasiado largo. Resulta que en honor a mi padre el Congreso de la República expidió la Ley 45 de 1948 donde se ordena construir un monumento a su memoria en el pórtico de la que fuera su última morada, convertida maquiavélicamente por Ospina Pérez en Monumento Nacional (pero esa es otra historia).

Durante muchos años gestioné que este monumento fuera un centro ceremonial arquitectónico para trabajar el tema de la Ingeniería Cultural, ya que fue esta disciplina científica la que aplicó mi padre en su propósito de estructurar una cultura participativa con miras a la instauración de una Democracia Directa que sustituyera la Democracia Representativa vigente.

Gracias a Belisario Betancur "candidato" (y esta es una anotación importante), logré que el gobierno concretara el concurso de méritos para la construcción del monumento arquitectónico con que yo soñaba, habiéndoselo ganado el maestro Rogelio Salmona. Así, después de largas discusiones entre él y yo, se concretó un edificio que llenaba por completo mis aspiraciones. Era pues, un espacio público, abierto totalmente al pueblo para que, mediante varias técnicas que hoy en día alimenta la neurociencia, se buscara transformar la cultura delegataria por una cultura participativa.

La obra se adelantó, pero Álvaro Uribe, acogiendo la tesis de su Alto Consejero de Paz, Luis Carlos Restrepo, quien publicó un ensayo afirmando abiertamente que debíamos convertirnos en sepultureros de la memoria de Jorge Eliécer Gaitán como prerrequisito para alcanzar la paz en Colombia, le entregó aquel monumento a Moisés Wasserman - en aquel entonces rector de la Universidad Nacional y, como es bien conocido, agente del Mossad - para que cumpliera la tarea de sepultar la memoria de mi padre, para lo cual Wasserman convirtió la Casa-Museo en un lugar de escarmiento para que la juventud no tenga "la mala idea" de seguir el camino libertario de Jorge Eliécer Gaitán. Y, al monumento que se llama El Exploratorio, lo convirtió la Universidad Nacional en depósito de trastos viejos a la espera de transformarlo en aulas, despojándolo de su carácter abierto a ese pueblo por el cual mi papá entregó la vida.

Para defender el carácter y destino de El Exploratorio invoqué la Ley 9 de 1989 en su artículo 6º que dice: “El destino de los bienes de uso público incluidos en el espacio público de las áreas urbanas y suburbanas no podrá ser variado sino por los concejos, juntas metropolitanas o por el consejo intenden­cial, por iniciativa del Alcalde o Intendente de San Andrés y Providen­cia, siempre y cuando sean canjeados por otros de características equivalentes".

Pues bien, tiene el cinismo la Ministra de Educación de enviarme una carta afirmando, sin avergonzarse, que El Exploratorio no es un espacio público!!!! Así, con malabarismos busca evadir la Ley 9 del 89. ¡Qué cinismo! Con razón dice usted que "la Ministra de Educación ha demostrado ser una mujer muy hábil para ocultar perversidades disfrazadas de discursos benévolos".

De la misma manera le envié a Llinás el power point (con música de fondo) que le estoy anexando aquí. Llinás fue muy amable, pero comprendí que para él la ciencia no tiene nada que ver con la política, visión de esclusa que nos lleva a pensar que solo existe la mecánica política.

Reciba mi cordial saludo, Gloria Gaitán Jaramillo

P.D. Estoy enviándole copia a César Pagano, quien tuvo la gentileza de enviarme su artículo, a mis hijas y a dos amigos que están promoviendo unos seminarios sobre gaitanismo doctrinario y no anecdóticos sobre mi padre, ya que como él mismo lo decía "el procedimiento es doctrina" y si uno no conoce la doctrina de quien actúa, pues no entiende la razón de sus actos.

Gloria Gaitán

Anónimo dijo...

Corajudo su texto.

Lina María Pérez

Anónimo dijo...

Respetado Carlos Arturo Gamboa Bobadilla buenas tardes,
Deseo emitir una breve apreciación a sus comentarios frente a lo mencionado por el profesor Llinás.
Menciona usted sobre la educación... "que en parte la tragedia de Colombia son esos sujetos educados que la manejan ¿Acaso hay analfabetos en Congreso? Muchos de los políticos que han saqueado el país fueron formados en las mejores universidades del país y son posgraduados en el exterior...
Sobre el particular le recuerdo, que la tragedia a la que hace mención precisamente se da por aquellos sujetos que no están educados y que permiten con beneplácito que otros los manejen incluso vendiendo su alma por un tamal. Señor Gamboa usted es educado y creo no permite bajo ninguna circunstancia vender su alma al mejor postor, considero y si me equivoco le antecedo mis disculpas, que su gran erudición es el resultado de profundos estudios que constantemente realiza para y a través de su formación. Cuando pregunta ¿Acaso hay analfabetos en el congreso? La palabra hace alusión al desconocimiento de saber leer y escribir y en ese sentido de manera literal se podría afirmar que no hay analfabetos en el congreso, pero si se le da una connotación más amplia al termino, me atrevería a afirmar que personajes como la congresista María Fernanda Cabal no solo es analfabeta sino que tiene una amplia cercanía con la estupidez.

Afirma usted... "Además el señor Llinás considera que debemos optimizar los individuos y que toca trabajar más, eso parece el viejo eslogan de una campaña del ganadero politiquero."
Frente a lo anterior siempre ciertos sectores políticos han tipificado la optimización y "trabajar más" o "el trabajo arduo", como algo particularmente negativo. Solo lo invito a ver el nivel de eficiencia de los países en el mundo y paradójicamente se encuentra que los últimos lugares y precisamente donde existe mucha pobreza, son los países que profesan como mandamiento religioso y como opio del pueblo: el trabajo arduo.
Según usted esta es otra perla de Llinás
Pero veamos otra perla de Llinás:
Cualquier otro grupo humano daría lo que fuera por tener la tierra colombiana. ¿Se imagina? Con dos océanos, con agua dulce, con todo prácticamente… La vida en Colombia es demasiado fácil. No hay invierno, la gente no se muere de desnutrición (2014).

Anónimo dijo...

Respecto a lo primero que dice en esta cita, estoy de acuerdo, por eso es que los gringos llevan años acá explotando las riquezas por intermedio de sus trasnacionales y a cambio nos han dejado una buena ración de armas para alimentar nuestras guerras internas.
Según al parecer tiene una fuerte aversión frente al pueblo norteamericano (más de 300 millones de seres humanos) y para ser más exactos a los Estados Unidos de Norte América. Lo menciono porque a Colombia han llegado transnacionales de todas partes del mundo, incluso de Europa Oriental; en tal sentido tendríamos que odiar o en palabras más suaves repeler a los pobladores del mundo entero. Lo invito a investigar (indagar) sobre el origen geográfico de las transnacionales ubicadas en Colombia desde hace varias décadas: ¿Recuerda la transnacional Renault "La del carro Colombiano" fábrica de origen Francés? por mencionar una de tantas...
Frente al mismo tema el fusil AK47 no es precisamente de los gringos y los mismos pululan en el conflicto armado colombiano... ¿si ve que fabriquitas rusas también han aprovechado nuestras guerras internas?
Profesor Gamboa se pregunta y afirma ud:

¿Qué no hay invierno? Será que solo nos visitas en verano y no puedes ver los ríos desbordados arrastrando poblaciones enteras con todo y sus cultivos, o será que cuando vienes no sales de los edificios de la capital, porque en los rascacielos los inviernos son bastantes confortables. Y señor Llinás, acá la gente si se muere de desnutrición, como los niños del Chocó a quienes nunca les llegaba la bienestarina que se descomponía en las bodegas de algún funcionario público corrupto, bien educado, con título universitario.
Le recuerdo que las épocas de lluvia no se conocen como una estación de Invierno. La estación de invierno a la que hace referencia el profesor Llinás es a la que se presenta en países cercanos a los polos y que se caracteriza por muy bajas temperaturas, de cero grados llegando incluso a menos de 60 grados centigrados en algunas partes del mundo y que además se manifiesta por caída de nieve, en donde ningún cultivo conocido puede sobrevivir.

En lo que si estoy de acuerdo con usted profesor Gamboa es lo referente a creer que la calidad se logra solo con la presencialidad, es tan absurdo esta afirmación que no amerita hacer más referencias a la que usted sabiamente hace. Pensar que solo el ingles (el cual hablo, escribo y entiendo porque estudié algunas cosas con los gringos... se que posiblemente usted no lo llamaría educación sino contaminación, pero que proviniendo de un amigo como usted lo recibo con cariño), es el idioma en el que la mayoría de los profesionales se debe especializar, es desconocer que muchos de los avances científicos, literarios, filosóficos están en idiomas como el Francés, el Alemán, el Griego, el Portugués por mencionar solo algunos y que enriquecerían de manera importante el quehacer no solo de las licenciaturas sino de todas las corrientes de pensamiento de la ciencia.

Por último y no menos importante, usted como muchos, hacen referencia a la economía no como ciencia sino como estudios de mercachifles en el que solo se busca la ganancia como fin último, en tal sentido le recomiendo leer varias obras del Novel de Economía Amartya Sen, Economista de reconocido prestigio académico y científico que en sus postulados no persigue el lucro como usted menciona respecto a los postulados económicos.

Espero esta misiva cumpla su objetivo, expresarle de manera sencilla y respetuosa mi apreciación a un gran poeta y escritor que definitivamente considero "mejor poeta que político".

Con respeto a un gran amigo.

Cordial saludo

--
ALBERTO DELGADO CORTÉS
PP FACEA - UT

LA PIEDRA ANGULAR dijo...

EN MI PRECIOSO PAIS PARECE QUE SE HA VENIDO ARRAIGANDO LA CULTURA DE LA "REFORMITIS", REFORMA PENSIONALES, REFORMAS AL SISTEMA CARCELRIO, REFORMAS A LA SALUD, REFORMAS A LA EDUCACION, REFORMAS A LA JUSTICIA,ETC. Y NO ES QUE LAS REFORMAS SEAN MALAS PER SE, SINO ES EL ENFOQUE DESACERTADO QUE SE LES DAN POR PARTE DE QUIENES SE SUPONE DEBERIAN CONOCER COMO FUNCIONAN LOS DIFERENTES ESTAMENTOS DE LA SOCIEDAD. YA QUE EN LAS REFORMAS NO SE ATACAN DIRECTAMENTE LOS PROBLEMAS NEURALGICOS DE LOS SISTEMAS, SINO QUE SE DESCONOCEN U OMITEN LAS NECESIDADES PRIMORDIALES DE ELLOS. Y LASTIMOSAMENTE ESTOS REFORMISTAS SE VAN POR LAS RAMAS Y NO POR EL TRONCO DONDE ESTAN REALMENTE LAS PROBLEMATICAS MAS URGENTES Y PARECIERA QUE UTILIZAN SOFISMAS DE DISTRACCION PARA DESENFOCAR LA ATENCION DEL PUEBLO Y PARA PRESENTAR ESCUALIDAS SOLUCIONES QUE SE QUEDAN CORTAS A NUESTRAS VERDADERAS NECESIDADES. EL TEMA DEL INGLES Y SU INCLSUION EN EL SISTEMA EDUCATIVO NO ES SINO UN DISTRACTOR PORQUE SABEMOS QUE LA EDUCACION TIENE PROBLEMAS REALMENTE PROFUNDOS COMO PARA PENSAR QUE EN OTRO IDIOMA ESTA LA RESPUESTA A NUESTRAS PROBLEMATICAS, SEA EL INGLES, EL ALEMAN, EL FRANCES O EL ITALIANO NUESTROS PROBLEMAS HAY QUE RESOLVERLOS EN CASTELLANO QUE ES NUESTRA BELLA LENGUA MATERNA. EL PUEBLO NECESITA VERDADERAS REFORMAS QUE NOS AYUDEN A TODOS Y PARA ELLO SE NECESITAN GOBERNANTES HUMANIZADOS NO DESHUMANIZADOS. RAZON TIENE LA BIBLIA CUANDO DICE EL REY SALOMON EN PROVERBIOS 29:2 ASI: "Cuando los justos gobiernan, el pueblo se alegra;
Mas cuando domina el impío, el pueblo gime".Y EL PUEBLO GIME HOY POR ESOS PSEUDO REFORMISTAS LEGALISTAS.
GRACIAS PROFESOR POR SUS APORTES Y QUE DIOS BENDIGA SU VIDA, SU FAMILIA Y SU LABOR DOCENTE.
ATENTAMENTE, RAFAEL DIAZ.

Anónimo dijo...

como su ex -estudiante le agradezco por esta opinión me dio el aliento necesario para ganar un debate muy importante en mi vida, espero repercuta en otras con éxito.

catherine martinez

Anónimo dijo...

Le agradezco el envío de su comprometida
Y aguda forma de reflexionar.
Un saludo fraterno

Patricia Suárez