mayo 19, 2011

Los Baby Teachers: Hijos del Neoliberalismo

Por: Carlos Fajardo Fajardo
Confabulación Periódico Virtual
Hijos del neoliberalismo –en realidad neoconservadores- han sido educados para obedecer, aceptar y aplicar las ordenanzas de un capitalismo mordaz. Alabar y no rechazar son sus slogans. Con tales actitudes aspiran a fortalecer los regímenes antes que a mostrar sus debilidades. Son los nuevos técnicos del pensamiento. Alfabetizados en las tecnologías, han hecho de éstas un tótem supremo desde las cuales creen conocer en profundidad el mundo, la realidad del mismo. Despolitizados, des-socializados, individualistas y tecnócratas, se estremecen ante la palabra confrontación. Seguidores del pensamiento utensiliar, son monaguillos que vuelven culto los reglamentos autoritarios de la educación. Son los baby teacher de las universidades: eficaces, eficientes, autómatas bilingües, “todo terreno”, choferes de las tecnologías. Gestionan sin queja la dictadura normativa de las llamadas investigaciones universitarias. Hijos del neoliberalismo, baby teacher de las instituciones.
En Colombia, existen grandes laboratorios que los producen en serie y se reproducen exponencialmente. Todos han egresado de universidades que les tocó sufrir el azote de la Ley 30, la cual no sólo impulsó una agresiva privatización, sino que las ahogó en su misma sustancia al obligarlas a llevar un plan acelerado de acreditación acorde a las exigencias del mercado global. Como consecuencia, se desmontaron currículos, se ajustaron los planes de estudio a nefastos objetivos y se  desterró todo proyecto de una pedagogía crítica y renovadora. 
En varios aspectos, los discursos doctrinales, religiosos, moralistas y políticos de esta primera década del siglo XXI, se asemejan a los de la llamada Regeneración de la República Conservadora impuesta en el país desde 1880 hasta 1930: servidumbre hacendaria y partidista, maniqueísmos religiosos y morales, conservadurismo, ideología imperial y papal, controles a la educación, censura camuflada, obstáculos a la modernidad crítico-creativa, centralismo intelectual, rechazo a la autonomía del intelectual disidente.
Todas las pocas conquistas de autonomía universitaria, docente, estudiantil, e intelectual lograda en los años sesenta hasta mediados de los ochenta, fueron diluyéndose y cambiándose por una adaptación servicial e integrada al “nuevo orden global”. La consolidación de la economía de mercado, del poder de los medios masivos de comunicación, de las tecnologías digitales, la urbanización e inmigración masiva, la privatización en serie y en serio, la banalización de la cultura, son algunos contextos sobre los cuales se desarrolló y se llevó a cabo el pensamiento neo-conservador de última hora. Como  consecuencias observamos  el paso de  los intelectuales críticos a los baby teacher  “todo terreno”, adaptados al son que les toquen.
Desde aproximadamente 1990 un cambio radical ha impactado en las estructuras universitarias. Todos sus estamentos han sido lentamente transformados. El neoliberalismo atrapó las libertades colectivas e individuales que todavía eran posibles en las instituciones tanto públicas como privadas. Así, los profesores, estudiantes e intelectuales entraron a un espacio de mayor control. Se impuso un lenguaje administrativo y ecónomo. Con ello se pasó de una activa reflexión a la sumisión de la gestión. Entonces, conceptos tales como, eficiencia, eficacia, competitividad, flexibilización, administración e insumos, entraron a formar parte del lenguaje en los ámbitos educativos. Como resultado tenemos un nuevo tipo de intelectual: el docente eficiente con lenguaje ecónomo. El denominado “relevo generacional”, es decir, jóvenes profesores que reemplazan a los viejos intelectuales de vanguardia crítica, y el nombramiento de economistas y de administradores en los mandos medios de dirección académica, garantizan las reformas curriculares acorde con las demandas neoliberales. Golpe bajo al trabajo crítico y humanista; ganancia  para el trabajo administrativo. Burócratas contra intelectuales.
De manera que la Universidad se adapta a las exigencias del mercado edificando el llamado por algunos teóricos “capitalismo académico”: una “Universidad emprendedora”, lo que quiere decir subordinada a la mercantilización de sus componentes. El “capitalismo académico”, el cual ha sido impuesto como política central por los países de élite, asume la educación como industria, fábrica, como businnes university. La Universidad queda reducida a un bazar de servicios educativos y de bienes simbólicos y culturales, con clientes y accionistas (los estudiantes), con obreros y asalariados (los profesores), con productos (los resultados de las investigaciones, los saberes y conocimientos) y gerentes ecónomos, administradores (directivas). En este bazar universitario a los logros académicos de los profesores se les evalúa o controla de forma cuantitativa, es decir, por la cantidad de productos de investigación, de publicaciones, de cátedras, de participación en eventos. Al profesorado se le trata como a un insumo, un objeto consumible y consumidor. Las lógicas de la comercialización de la eficacia y de las competencias de rentabilidad dominan el territorio.
¿Dónde la autonomía crítica del docente intelectual? Los baby teacher dan la respuesta: son cosas del pasado dicen; peticiones de una historia muerta, enterrada. En su lenguaje dan un no a la memoria y un sí al “ahorismo” consumible, adaptado. La instrucción y formación de docentes que hacen de la tecnocracia algo plenipotenciario, o bien que asumen la modernización tecnológica, impuesta desde arriba, con preocupante ingenuidad, es una de las más grandes heridas en el corazón de la academia. Ante la reflexión se propone la gestión; frente al debate político y cultural se irrumpe con una relajación pragmática; contra una actitud de confrontación y diferencia, se establece una postura de adaptación, aceptación y confort académico. Es la “mercadización” de lo social, de lo educativo, donde triunfan las dinámicas de lo administrativo, del “gerencialismo”. De esta forma, la paranoia, la autocensura y el conformismo se reivindican en estos escenarios empresariales de hipervigilancia y control competitivo.
El ascenso del pensamiento neoconservador y de la globalización económica neoliberal ha contribuido a crear este tipo de docente universitario adaptado y adaptable. De modo que al joven docente le han otorgado un papel de legitimador político, cultural y moral de los regímenes hegemónicos. Atrás quedaron los tiempos del intelectual disidente, las posiciones libertarias. ¡Oh baby teacher, bienvenidos al futuro!

8 comentarios:

Guillermo Fernández dijo...

Es un artículo preciso, esclarecedor. Vivimos la agonía de la posición crítica, más borregos tecnológicos nos invaden.

kaell garcia dijo...

Vaya, he leído una y otra vez sus textos intelectuales mi querido Inquitutor de vanguardia, una crítica seria la que posee su discurso en verdad; pero, me causa curiosidad este texto que es una especie de repetición de todo lo que por lo general escribe; todos absolutamente todos apunta a señalar al denominado sistema como el enemigo, y a tratar de crear conciencia en los que tenemos la oportunidad de leer... aun así quisiera entenderlo a usted y a todos esos otros pensadores que hacen parte del mismo sistema al que critican con ferocidad.

Ustedes al igual que los Baby Teacher cobran a final de mes, ustedes maman de la misma teta y sobre sus bocas se riega la misma leche y aún así invitan a los modernos a no creer en los del sistema por así llamar a esa cadena corrupta; ustedes que duermen con la misma ramera invitan a no amarla, es toda una dicotomía sabe, es como ver a papá y mamá haciendo el amor y luego diciéndonos que no lo hagamos, o lo comemos o no lo comemos, o dejamos aflorar el pensamiento o nos regimos a las leyes, o trabajamos al lado de los baby teacher o no lo hacemos, o reemplazamos a los dinosaurios o qué carajos hacemos en un mundo sin oportunidades; creo que usted escribe pero no tiene el estomago en penumbras, creo que usted y todos los demás son hipócritas ¿Por qué se dejan gobernar de babys teachers? Es cierto, sus jefes son baby teacher, que no llevan los años de batalla que ustedes si, y aunque son ustedes críticos, intelectuales, de vanguardia, pensantes como ningún baby teacher, no son precisamente los que están rigiendo nuestros destinos, no, son ellos los baby teacher creados y formados ante sus ojos, ante su impotencia, y debe ser desalentador pues ustedes han estado observando, criticando pero así mismo han dejado pasar lo que ahora critican, son tal vez más responsables que los mismos que creen que con dinero lo solucionan todo, se han quedado en una crítica intangible pero de resultados o de cambios poco.

Tal vez mi pensamiento sea academicista, tal vez no tengo la visión ni la teoría encima, tal vez, sólo tal vez en medio de mi ignorancia algo de razón encuentre, usted y todos los demás hacen parte de lo que tanto critican y de una u otra manera han dejado que eso pase y lo siguen dejando pasar.

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Señor Kaell, creo que su posición crítica lo aleja de los Baby Teachers, pero lo invito a pensar en algo que crítica, que viene siendo algo así como "los acomodados al sistema que lo critican", pero no se puede pretender estar fuera del sistema, ni el más radical de los anarcos lo lograría, quizás aquellos que se pegan un tiro al darse cuenta de la miseria del mundo son quienes se libran del sistemas, a los demás nos toca combatir el sistema desde adentro, con sentido crítico y mordaz, no amamantados como usted afirma, puesto que si se fija bien, somos una especie de excluidos del sistema que el sistema no deja morir...lo que el profesor Fajardo crítica, a mi juicio muy bien en este artículo, es la manera en que los profesores se adaptaron al sistema y creen que son el futuro, pero sólo son microchips reproductores de la estupidez humana...Ustede debe saberlo bien, creo que ha padecido algunos.

Un abrazo

kaell garcia dijo...

si mi querido Inquitutor, así es, créame que entiendo la posición del señor Fajardo y la suya por supuesto, algo así como unirse al enemigo para darle desde lo más profundo de sus entrañas. Aun así no deja de causarme curiosidad todo este cuento, reconozco que no voy ni por la mitad del nacimiento pro entendimiento de lo que podriamos llamar la Matrix y bien recargada, como quien dice a medio parir en el mundo de lo intelectual.

No obstante, y en medio de mi infantil o academicista, me encanta esta palabra, pensamiento, debo reconocer que todo este asunto me hace recordar a Tom y Jerry sabe... en dicha caricatura el gato no tiene la menor intención de comerse al ratón, tan sólo lo persigue, se pone en riesgo y arriesga al ratón pero ninguno de los dos puede vivir alejado del otro.

Algo así sucede con el señor Fajardo, con usted y con todos los que hacen parte de eso que ustedes llaman el grupo de los excluidos y los ixiliadores si es que existe esa palabra; a veces pareciera que aunque ustedes tienen todo para luchar están a la espera de algo o alguien que los libere del exilio al que han sido y han querido pertenecer y que ellos, aun teniendo todo para borrarlos a ustedes no los quieren dejar ir pues son ustedes los que le dan estatus a la ideología de lo que se supone es una universidad con múltiples pensamientos e infinidad de escenarios de reflexión. En fin, Tom y Jerry. El gato es gato porque tiene a su ratón y el ratón es ratón porque tiene a su gato.

Bueno ya llegara el momento de poder profundizar en la cuestión y a lo mejor mi mente se sonroje al recordar la vergüenza que pude pasar por no mirar a profundidad ni si quiera el nombre del autor real del texto.

En cuanto a la teta para mamar, creo que hace parte de Hollywood Metro-Goldwyn-Mayer MGM con la que de una u otra forma muchos sueñan o soñamos pertenecer y otros maman sin querer queriendo pues como más le hacen, aunque uno con hambre escribe con más ganas.

Un abrazo como siempre para usted y para todos los que a pesar del exilio están ahí, marcándonos al teléfono personal para no dejarnos hacer parte de la Revolutions Baby teachersistica o la recargada que nos montan como hembras de pura sangre.

kaell garcia dijo...

Disculpara usted mi querido Inquitutor y el señor Fajardo, me refiero a exiliadores no a ixiliadores. Gracias

Anónimo dijo...

Buenos días, profesor.

He estado recibiendo con frecuencia sus mensajes, y celebro la perspectiva en la que están escritos. Comparto, como supongo que usted lo hace, la preocupación de Carlos Fajardo (en cuyo blog no pude dejar un comentario a propósito del artículo sobre los llamados "Baby Teachers", tal vez por mi incompetencia tecnológica, o tal vez porque la herramienta realmente no lo permitía) comparto esta preocupación, decía, a propósito de la práctica docente de aquellos profesionales jóvenes que, ajenos a toda reflexión o aproximación crítica al sentido de la universidad, se vinculan a las instituciones de educación superior y fungen como profesores, reproduciendo un discurso tecnocrático, neoliberal y distante del sentido humanista, transformador e "impertinente" (al decir de Guillermo Hoyos), que debe imperar en la universidad.

Entiendo que este grupo de profesores, sabiéndolo o no, contribuyen a la consolidación de un imaginario eficientista en torno a la universidad, que respalda y fortalece la perspectiva perversa en la cual se aspira a reformar la Ley 30 del 92, sustituyendo el sentido mismo de la universidad, su responsabilidad frente a la sociedad y frente al conocimiento, por el ánimo de lucro. Creo que, frente a ese punto, más comentarios sobran.

En lo que me distancio del artículo es en la descuidada generalización que realiza: hay, por supuesto, jóvenes profesores universitarios que incurren en el desconocimiento (la mayoría de las veces, tristemente deliberado) de la responsabilidad ética que les compete; como también hay, por supuesto, profesores con muchos años de experiencia que, al igual que los primeros, se hacen los de la vista gorda al momento de reconocer que, como profesores, no son sólo funcionarios de una universidad sino que, ante todo, comparten la responsabilidad por un proceso de formación de sujetos.

Como también hay profesores a los cuales el sólo de hecho de haber nacido después de... ¿qué sé yo? ¿1975?, no los excluye de la posibilidad de pensar críticamente, de construir escenarios de diálogo, de establecer acciones comunicativas a través de las cuales, no sólo favorecen el contacto de los estudiantes con su propia área del conocimiento, sino que les abren las puertas a una constante reflexión sobre sí mismos, sobre su papel como sujetos políticos, como profesionales y como seres humanos "completos y verdaderos" (la expresión es de Huxley).

"De modo que al joven docente le han otorgado un papel de legitimador político, cultural y moral de los regímenes hegemónicos"

¿Cabe la posibilidad de que, en el mismo saco de los jóvenes burócratas, también hayan caído, inadvertidos, jóvenes inquietos, capaces de cuestionar "los poderes hegemónicos" de los que habla el autor, interesados en buscar nuevos caminos, nuevas alternativas para la universidad, verdaderamente comprometidos con su rol de profesores, interesados en cuestionar las viejas y las nuevas estructuras del autoritarismo y el poder? ¿O a la generación de profesores "verdaderamente" combativos, "verdaderamente" críticos, "verdaderos" depositarios de la tradición beligerante de décadas pasadas, le queda tan poca fe en la juventud?

Le envío mis comentarios porque, como le digo, no me fue posible consignarlos en el blog del profesor (sí, bueno, supongo que es profesor) Fajardo, y tampoco me era posible reservármelos.
No sé exactamente qué persigo con mi mensaje, seguramente encontrar interlocución, conocer otro punto de vista o, seguramente, nada. Depende de a quién se le pregunte: si a mí, o al profesor Fajardo (como no he cumplido aún los 30 años, seguramente su respuesta -la de él- sería "nada").

Cristina Ovalle

Anónimo dijo...

Simply desire to say your article is as astounding.

The clarity in your post is simply nice and i can assume you are
an expert on this subject. Fine with your permission allow me to grab
your RSS feed to keep up to date with forthcoming post.
Thanks a million and please carry on the rewarding work.


my web-site: houston garden centers spring tx

Anónimo dijo...

Hey there would you mind letting me know which web host you're utilizing? I've loaded your blog in 3 completely different
browsers and I must say this blog loads a lot faster then most.
Can you suggest a good hosting provider at a reasonable price?
Thank you, I appreciate it!

my web blog; garden centers denver