octubre 10, 2013

TRANSCURRIR UT (OCTUBRE 11 DE 2013)

¿Velocidad de gestión de la UT?


Por: Carlos Arturo Gamboa B.

1.

Por medio de la Resolución Número 1337 del 4 de octubre de 2013, el rector de la Universidad del Tolima, Herman Muñoz, ratificó los acuerdos materializados en el pliego denegociaciones. Las discusiones se llevaron a cabo durante casi 4 meses entre la administración y la Asociación Sindical de Profesores Universitarios. En este acto protocolario queda expresada la voluntad de la dirección universitaria por cumplir los acuerdos allí logrados. Se espera coherencia en las actuaciones.

2.

Algunos actores universitarios creen que un pliego de peticiones puede solucionar todos los males académicos de la Universidad del Tolima, la cual durante las tres últimas décadas ha sido sometida a un régimen hegemónico administrativista. Muchos de esos actores viven como tarsios esperando que otros peleen por sus derechos, haciéndose siempre al margen de las contradicciones; pero siempre están prestos a sopesar los logros de quienes defienden los derechos propios de la universidad pública. El actual acuerdo liderado por ASPU viene a reabrir este escenario de lucha que no se construía desde los años 70, entonces lo básico es contribuir a su cumplimiento y realimentar la discusión desde la participación y la argumentación. El testigo de la historia es solo eso, testigo, no actor. Necesitamos más de estos últimos.

3.

El día 9 de octubre ASPU eligió nueva Junta Directiva. La participación profesoral fue cercana al 66% en el proceso de la Asamblea de Afiliados. En el último año ASPU ha tenido un crecimiento en afiliados del 45% y ha reavivado la participación sindical como derecho de la vida universitaria. Los retos de la nueva Junta son grandes. Esperemos que el profesorado afiliado y no, respalden estas luchas justas y motiven la movilización en el país debido a que ASPU Nacional acaba de abrir mesa de negociación de pliego con el guabinoso gobierno de Santos y su privatizadora Ministra de Educación. Ojalá podamos ver un movimiento de profesores reanimados, recuperando la dignidad de lucha y saber que les son inherentes; porque como dice la consigan “ser profesor y no luchar es una contradicción pedagógica”.

4.

El señor decano de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes, Germán Calderón, y su cerrada cofradía siguen dando tumbos. Después de que el colectivo de Proyecto V argumentara por qué se oponía a la contratación de un metodólogo para el Plan del Desarrollo, se ha venido con descalificaciones con sus miembros tratándolos de “charlatanes de oficio”. Tanto el decano como muchos cercanos a sus pequeñas cuotas de poder manejan un doble discurso. Llaman a la participación, se hacen tildar de demócratas, proclaman la cohesión del trabajo colectivo, pero en sus acciones excluyen, gerencia con despotismo y hacen prevalecer el beneficioso capricho individual. Extraña maña de muchos mandos medios quienes, quizás en su orfandad de poder, quieren ser como breve luz en un instante, sin darse cuenta de su profunda precariedad humana.

En ese ritmo de desaciertos el decano solicitó abrir un proceso disciplinario, apoyado en esa estela de pequeños funcionarios funcionales, intimidando y acosando a la becaria Rosa Helena del Pilar, más conocida como “Rosita”, una de las líderes más efectivas del Proyecto V que hace solo un par de meses denunció los modelos antidemocráticos que terminaron por nombrar al hoy decano, y que además empotró en el sistema clientelar a esos señoritos y señoras cuyo oficio es obedecer y conseguir voticos. No es de extrañar que en la Universidad del Tolima se abran procesos disciplinarios a quienes levantan la voz contra el orden establecido. Ese es el proceder de los de derecha, de los disfrazados de izquierda, de los de centro, de los que se hacen indiferentes. Disciplinar para acallar. Ya lo intentaron tratando de censurar el blog En pleno uso de nuestras facultades, el cual también ha sido liderado por la becaria, y mediante otros sucesos que configuran acoso laboral ante los ojos de cualquier jurista, pero no ante los leguleyos que adornan el campus. ¿En dónde andará el electorado estudiantil y de egresados del decano?, me gustaría preguntarles si ellos están de acuerdo en que persigan a quienes ejercieron el legítimo derecho a la oposición argumentada.

2 comentarios:

Angelica Pikuz dijo...

y es que no deberían permitir ingresar a las aulas de clase maestros sin la preparación indicada a la pedagogía y la didacta , no cualquiera puede lanzarse a dar apoyo a sus estudiantes si no se tiene la preparación exacta .

TATIANA LOZANO REYES dijo...

Estoy de acuerdo que no dejen pasar por alto la preparación y sobre todo el conocimientos de un maestro, debido a que es el ejemplo a seguir de los estudiantes como guía principal.