junio 25, 2013

POR QUÉ VOTARÉ EN BLANCO



Por: Carlos Arturo Gamboa B.

Ante la innegable crisis de gobernabilidad que dormita en los rincones de la Universidad del Tolima y el desconocimiento continuo de las propuestas que buscan transformar los herrumbrosos métodos de participación universitaria, el VOTO EN BLANCO es quizás el único camino no explorado. Veamos algunos ejemplos de esa constante negación al cambio:

1. Los procesos asamblearios han sido desconocidos porque rompen la hegemonía de las decisiones.

2. El trámite por medio del diálogo infructífero y habermasiano apenas es una burla a la conversación inteligente. Siempre se participa desde la atalaya, otros toman las decisiones.

3. Las propuestas académicas sólo son simulaciones que desconocen la realidad y se aferran como rémoras a los tiburones venidos de Bolonia; es decir la lógica es obedecer lo impuesto, como si una Universidad no tuviese como derrotero pensarse a sí misma.

4. La seudo-participación imperante consiste en planear en los escritorios y aprobar en público, lo cual la convierte en una semántica desgastada.

5. La exclusión, como forma de gobierno autoritario, mantiene el orden de  los que se niegan a abrir las puertas de la democracia profunda.

6. La abstención como propuesta de hastío, pero sin posibilidades de cambio, nos deja siempre en la angustiosa espera. Lo que no cambiemos nosotros, ellos no lo cambiarán, pues se han amparado en una petrificada legalidad que inmoviliza a los sujetos. ¿Quién ha transformado algo venerando lo impuesto?

Nos queda el VOTO EN BLANCO, mecanismo de la democracia liberal establecida, el único lugar en donde no hemos derrotado a los petrificados sujetos del poder. Por eso VOTARÉ EN BLANCO, pero no como un ejercicio vacío, sino como espacio en donde la política debe seguir construyendo un derrotero de transformación.

VOTO EN BLANCO porque:

1. Debemos ratificar que el sistema de elecciones a decanos es excluyente, acomodado a una lógica de poder, creada por el poder para garantizar su tranquilidad. Por eso necesitamos cambiar los perfiles y los métodos de elección.

2. Debemos hacer de la democracia un ejercicio real, amplio, de verdadera participación, en donde las mayorías no sean sujetos pasivos que asisten a las urnas guiados por prebendas, falsas promesas y repartijas de las migajas del poder.

3. Debemos asumir la AUTONOMÍA por los cuernos, aprender a gobernar pensando en la Universidad del Tolima, no en los intereses de grupos políticos o grupos de poder que desean eternizarse en las direcciones universitarias.

4. Debemos construir nuevos mecanismos sociales de participación que desborden la pasividad mental y corporal que garantiza el gobierno de los pocos.

5. Debemos asumirnos como sujetos universitarios, lo cual implica construir formas políticas de participación conjunta que puedan ofrecerle salidas a los atolladeros sociales de nuestra región.

Si VOTAMOS EN BLANCO y derrotamos la seudo-democracia encarnada en el ÚNICO CANDIDATO, residuo de una comedia electoral en donde todos en realidad eran UNO, podremos obligar al cambio de las reglas y así construir un escenario en donde muchos candidatos (como profesores de larga trayectoria académica y catedráticos comprometidos con el quehacer universitario) puedan presentar proyectos en conjunto con la comunidad, respondiendo a la crisis por la que atraviesa la Universidad del Tolima en general y  la Facultad de Ciencias Humanas y Artes en particular.

Votemos este 27 de junio en BLANCO, como un acto de resistencia, de transformación, de justicia participativa, de hastío, de dignidad ante tanto atropello a los procesos asamblearios, y ante la satanización de quienes pensamos que es posible cambiar de rumbo.

Votemos en BLANCO y derrotemos el GRIS panorama. Es hora de vencerlos en sus propias urnas y abrir la posibilidad de construir mecanismos que permitan superar la crisis, la cual ya ha sido sobre-diagnosticada, pero no asumida con responsabilidad por quienes han estado al frente de la Facultad de Ciencias Humanas y Artes. Porque como dice George Bernard Shaw: “VES COSAS Y DICES," ¿POR QUÉ?" PERO YO SUEÑO COSAS QUE NUNCA FUERON Y DIGO, "¿Y POR QUÉ NO?".

video

1 comentario:

bibig dijo...

interesante que lo plantee, pero el título de por sí constituye un imposible teniendo en cuenta que según la reglamentación universitaria, los catedráticos, como tu o como yo, no podemos votar en la elección de un decano.