junio 15, 2011

SERES DE BARRO Y MIEDO


Por: Carlos Arturo Gamboa

Despojados sin esperanzas
Huelen a olvido
Mezcla de piel y dolor.
Kraken
5:00 AM. El despertador altera la madrugada. La ducha fría estremece la realidad. Una oficina espera los cansados cuerpos para albergar la dependencia. El sueño de unas monedas que paguen la libertad pignorada cada mes. La maldición de un antiguo paraíso cuando el dios que heredó estos demonios te condenó al trabajo. El trabajo, dicen ellos, es la base de tu vida. El trabajo, piensan Alberto Beltrán y tú, lo hizo dios como castigo. Pero la oficina te atenaza mientras tus sueños se diluyen entre copas de agua mineral.
Como tú, miles de seres desempeñan silencios. Cumplen tareas. Sueñan con ser el empleado del mes y ganar la gracia pasajera de tu jefe de turno. Sobre tus hombros descansa la eficacia y el fracaso. Serás el culpable de la rentabilidad, pero nunca tus manos ostentarán las ganancias. Nunca subes la voz, sabes que eso garantiza tu otro contrato. Nunca contradices las órdenes, las cumples todas, incluso aquellas que destruyen a tus iguales. Haces del miedo una prédica, mientras sueñas en comprar un boleto para visitar las playas dentro de dos años. Dices merecerlo.
5:00 AM. El despertador de nuevo. La costumbre hace que te levantes y merodees en tu estrecha habitación. Te miras al espejo y tu cara trasluce una mueca de insatisfacción. Frente a ti está el más cumplidor, el más eficiente, el más asertivo, el ejemplo univoco de la prospectiva laboral. No logras entenderlo. Miras la mesita de noche en donde reposa el tercer el memorando y empiezas a diligenciar una nueva hoja de vida. Una lágrima testifica tu dolor.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Que lástima que a veces el ser humano no vea la bendición tan grande que hace desde su puesto de trabajo...Que lástima que no sienta todo lo que entrega en el y no visualice lo que abarca y lo que se extiende con el mismo...

Sandra Milena Parra

Anónimo dijo...

No es lo que existe sino lo que deberia existir lo que necesita de nosotros.

Juan Sebastian Perdomo

lucas dijo...

El trabajo en está sociedad es sinonimo de esclavitud, de la cual no vamos a escapar, porque los seres humanos en su imaginario la aceptan como acto de creación.

Salmon dijo...

!El ùltimo en salir de la UT, apaga la luz!

Anónimo dijo...

Esta super este escrito, está genial!!!!!!!!!

Lina Elizabeth Porras

Monica Fernanda dijo...

Despiden al crítico,pero también al cómplice y al imparcial, los que aún quedan siguen callando sin entender que son los próximos llamados a dejar vacíos que llenaran con cuotas burocráticas...

Anónimo dijo...

Thanks very interesting blog!

Look at my homepage :: garden center services