septiembre 24, 2010

LANZAR BOMBAS Y CELEBRAR LA MUERTE


Por: Carlos Arturo Gamboa

Cuando la muerte se torna en espectáculo sólo nos queda el horror. La lógica de las nuevas guerras se hace desde el aire. Las bombas caen sobre los cuerpos, sin importar de quiénes sean. Al cielo, en donde dormitan los satélites, suben las imágenes de los cuerpos destrozados. Botines de guerra, sueños de los antiguos cazadores de cabezas. Desde que en Irak se estableció la guerra como un nuevo entretenimiento mundial, las imágenes de lo grotesco alimentan el morbo de nuestro tiempo. Conectados a nuestras mediaciones esperamos que el horror del “otro”, alimente la curiosidad del “yo”. Voyerismo de la barbarie.

En Colombia el espectáculo de la muerte garantiza rating. Las imágenes de las tomas de los pueblos indefensos se convirtieron en toda la realidad. Manos subastadas como en el antiguo oeste, fosas de serpientes para domar los enemigos, motosierras danzantes por las montañas y los poblados, ejecuciones de cuerpos poseídos por la ira. La violencia ha mutado, o quizás debamos decir, ha retornado al antiguo rito alevoso. No se trata ahora de matar al “otro”, se trata de mostrar el cuerpo asesinado como trofeo. Hasta en las más cruentas guerras existió un principio de humanidad entre los combatientes, pero apareció la furia Aria. Aquí ese límite fue traspasado por la ira, fuego de venganza que recorre nuestras venas. En este país la capa ennegrecida de Thánatos arropa nuestras mentes. Celebramos los cuerpos que sangran como nuestras victorias, cuando nada hemos ganado, porque mientras sigamos creyendo que la no-existencia del otro es nuestro triunfo, estaremos en la lógica del que el otro piense igual.

¿Se puede construir una sociedad que rechace la violencia cuando le ofrecemos como espectáculo la muerte? Nada hemos aprendido de nuestra historia, de tantos cuerpos caídos, de tantas letales formas de barbarie. Cuando los cuerpos caen, nadie gana. Mientras sigamos celebrando la muerte, la vida quedará con menos posibilidad.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

perdón ud vive en alguna realidad utópica o algo así? espera acaso que los medios, por manipuladores que sean, muestren las atrocidades de la guerrilla pero no la reacción del ejército? o no le parece noticia la caida de la cabeza del grupo terrorista que asesina familias completas, extorsiona secuestra etc...como que se le olvidó cuales son los principios de su guerrilla. No pida civilizacion y no critique barbarie si va a enaltecer grupos terroristas mientras hace desdén de una guerra buscada (manto de Thanatos? por favor...)

CARLOS ARTURO GAMBOA dijo...

Señor Anònimo ( es decir cualquiera):
Cuando afirmo que: "Mientras sigamos celebrando la muerte, la vida quedará con menos posibilidad"; me refiero a todas las muertes, y ademàs quiero aclararle que esa no es "mi guerrila" y que mi concepto de barbarie està alimentada por miradas màs allà de los simples noticieros que usan el drama humano y la tragedia para construir raiting. Algo si le concedo, vivio en una realidad utòpica, porque cada dìa me despierto deseando vivir en un paìs en donde la vida y las ideas se respeten, en donde la injusticia no transite por las calles y en donde la idea de democracia deje de ser un simple slogan para convertirse en una realidad.

troya dijo...

Estimado poeta, has descubierto muy bien el principio originario del poder soberano, la relación de excepción de este con la vida,que no es otra, que el poder de dar muerte en impunidad. Principio que se sostiene en la relación de bando que mantiene cualquier ciudadano con el poder soberano. Donde cualquier vida- sobre todo la de un cualquiera- siempre se encuentra en potencia de ser excluida, de entrar en excepción de volverse sacra y/o sacer para que cualquiera le pueda dar muerte.

En otras palabras, la relación que establece el poder soberano es con la nuda vida, la vida sacra, aquella que no pertenece a Dios, ni a a lo profano, de esta forma, asistimos a una doble excepción que convierte a la vida en insacrificable, pero que se le pude dar muerte impúnemente. Si se quiere, una relación de exclusión-inclusión, se excluye la vida, para incluirla en la muerte.

De ahí que, la unica forma para que la vida tome su dimensión política, su poder creador, sea necesario destruir el poder soberano; de lo contrario estaremos atrapados en una lógica de tánatos, que toma la vida, para asumir el poder de muerte. Insisto sobre todo con los anónimos.

Lully dijo...

Excepcional escrito humano que pone a reflexionar a aquel que lee con objetividad y sin parcializaciones de ningún tipo. La vida es sagrada y no es justo que sigamos esa tónica del hombre X el hombre o de la muerte X la muerte, ¿Será que no podremos encontrar equidad social tal como lo estipulan organizaciones de derechos humanos a nivel mundial?
Y ahora que no se me tilde de ser miembro de ninguna asociación porque no lo soy.

Dios ilumine a todos los seres humanos de estas coordenadas terrenales.

Besos para tí apreciado Carlitos desde mi espíritu!

BERSEY..... dijo...

EL ESCRITO HACE REFERENCIA A UNA DOLOROSA E INNEGABLE REALIDAD "LA DESTRUCCION DEL HOMBRE HACIA EL MISMO HOMBRE" Y DE LA QUE FORMAMOS PARTE NO SOLO LOS COLOMBIANOS SINO TAMBIEN EL MUNDO ENTERO, NOS ENCONTRAMOS INMERSOS EN EL ABANDONO, LA INJUSTICIA, LA DESIGUALDAD, EN LA FALTA DE EQUIDAD, EN LA INDIFERENCIA INDISCRIMINADA POR EL OTRO, ESTAMOS FRENTE A SERES QUE HAN PERDIDO EL HORIZONTE DE SUS IDEALES, QUIENES SE VANAGLOREAN DE UNA UNA LUCHA DE LA QUE SEGUN ELLOS TODOS HACEMOS PARTE.
ES DESOLADOR LEVANTARSE Y NO ESCUCHAR MAS QUE TERRIBLES TRAGEDIAS, EL ESPIRITU DEL HOMBRE SE HA PERDIDO Y AUN NO ENCUENTRA EL UMBRAL QUE LE PERMITA RENACER; ES POR ELLO, QUE MIENTRAS CADA INDIVIDUO NO SE HAGA CONSCIENTE Y ASUMA SU REALIDAD PERSONAL-SOCIAL, APRENDA A DISTINGUIR ENTRE EL SENTIR Y EL SENTIMIENTO, ACOJA COMO IGUAL AL QUE ESTA A SU LADO Y RESPETE LOS IDEALES DEL OTRO PARA ALCANZAR LA HUMANIZACION, NO SE PODRA LOGRAR UN MUNDO EN EL QUE REINE LA ARMONIA, LA IGUALDAD Y EL RESPETO, RESPETO ANTE TODO POR LA VIDA.
NOS PUEDEN DESPOJAR DE MUCHAS COSAS EN LA VIDA, NOS PUEDEN HACER SUFRIR SIN PIEDAD, PODREMOS SENTIR EL FRIO DE LA SOLEDAD, LA CRUELDAD, EL ABANDONO, EL RECHAZO; PERO JAMAS PODRAN USURPAR NUESTROS SUEÑOS, ESE GRAN TESORO QUE POSEEMOS Y DE LOS QUE SOMOS ARTIFICES CADA DIA, ES POR ELLO QUE NUNCA DEBEMOS DEJAR DE SOÑAR, PERO ESO SI, HAGASMOSLO SIEMPRE CON LOS PIES PUESTOS SOBRE LA TIERRA, PUES EL IDEAL DE UNOS NO ES EL IDEAL DE TODOS Y CLARO QUE ES POSIBLE TRANSFORMAR ESTA DURA Y CRUEL REALIDAD, EL PODER DE HACERLO RADICA EN NUESTRO INTERIOR.

DIANA 083000032007 dijo...

¿está establecido que no verse afectado por los demás deja realmente al otro libre de respirar? Cuando la indiferencia se eleva a la categoría de valor, la propia presencia del otro corre el riesgo de ser neutralizada por nuestra mirada. Cada uno se vuelve hacia sí mismo y deja al otro a su suerte. Cada uno continúa con su camino sin reparar en la petición de ayuda que le hacen. ¿Cómo construir, entonces, un espacio plenamente humano, donde cada uno aparezca ante los demás como un hombre y no simplemente como una cosa?"

"las sensaciones de asco y de repulsión se vuelven menos fuertes y la compasión humana se entumece".

Bueno, dejando de lado un poco la visón holistica de libertad, confieso que no soy felíz cuando muere la gente, pero si siento un alivio cuando algunos pelafustanes lideres macabros de frentes armados revolucionarios dejan la vida, no quiero decir que con esto se resuelva si no que se va desarticulando cabezas terroristas, aunque esa sea la forma mas manipuladora del gobierno colombiano para mostrarse como ejemplo de justicia y paz territorial.